La foto más vendida de la historia

enero 14, 2011

Les presento la obra maestra de Martin Elliott, fotógrafo de un sólo éxito.

El señor Elliott murió el año pasado dejando como única huella de su paso por  este valle de lágrimas la foto en cuestión. No es poca cosa, ya quisiéramos muchos. Según dice la leyenda, se trata de la foto más vendida de la historia. El dato habría que contrastarlo, pero lo que es seguro es que todos la hemos visto alguna vez. Los más viejunos tal vez incluso la hayan tenido colgada en su habitación ayudándoles con los siempre problemáticos picores de la pubertad allá por los felices setenta. Lo más curioso de esta curiosa historia es que el señor Elliott continuó dedicándose a la fotografía hasta su muerte, sin volver a producir nada destacable ni, por supuesto, ninguna otra foto comparable en cuanto a éxito a la imagen de la tenista. La chica, por cierto era su novia, y no le fue al bueno de Elliott con el rollo de los derechos de imagen y esas zarandajas. Era una época de paz amor y buen rollo, y no cobró un duro en toda esta historia. Ah, qué tiempos aquellos!

Era el señor Elliott un fotógrafo mediocre? Posiblemente, aunque ni más ni menos que la mayoría de los que nos dedicamos a esto. Muchos fotógrafos son famosos por una sóla foto, independientemente de lo buenos o malos que pudieran ser. O alguien se ve capaz acaso de recordar una sóla foto de Alberto Korda que no sea la mítica estampa del Che?

Una foto de Joe Rosenthal que no sea esta?

La diferencia es que la foto del señor Elliott no está en los museos.  Para mí el trasero de la tenista puede competir con el David de Miguel Angel y la Gioconda juntos, y encima salir ganando. Pero eso es una apreciación puramente personal. Ya he dicho varias veces que en temas de arte es mejor no meterse. Tener un sólo éxito en la vida es mejor que no tener ninguno, vamos digo yo. En el caso del señor Elliott encima, tenía una novia de las de mojar pan, jamonosa y predispuesta. confirmando que detrás de todo gran hombre hay siempre una gran mujer.

En cualquier caso, descanse en paz y que le quiten lo bailao. Si hay otra vida me pido ser él.

Anuncios