Líderes del mundo moderno

enero 26, 2011

En el último post se me ocurrió decir que los retratos de hoy día no eran tan salvajes como en otros tiempos, sólo para descubrir esta impresionante fotografía de Alfred Krupp. Arnold Newman haciendo amigos:

Vamos a considerarla un accidente. Seguramente ese día le sentó mal la fabada o había mezclado medicamentos, porque si no,  no se explica. Un empresario depende de sus clientes, por muy poderoso que sea, y no parece la mejor campaña de imagen de la historia. Otro caso diferente es la famosa imagen de Pinochet hecha por Chas Gerretsen

A este los clientes se la traen al fresco y exhibe su catadura sin complejos, incluso con orgullo: “Soy un carnicero sanguinario, de modo que cuidadito conmigo o te vas a cagar”. La foto se ha convertido en el icono del dictador latinoamericano por méritos propios. A diferencia de la anterior, el fotógrafo no pincha ni corta, se limita a disparar, pero imagino que si de él dependiera, ésa hubiera sido la foto que hubiese pedido. Un chollo para los fotógrafos. Otro que tampoco tiene demasiadas manías es Vladimir Putin, a juzgar por la famosa foto de Platón:

Este sigue en activo, por lo que no nos extenderemos demasiado analizando la foto. Que cada cual saque sus conclusiones. Es evidente que se está dando una imagen negativa.  pero hay quie tener en cuenta que en ambos casos no era la foto oficial. En estos casos la gente lo cuida más. Vamos a ver qué tal lo llevaba el gran Kim Il Sung:

De un tipo que se hace llamar “Amado líder” poca cosa se puede esperar. Lo que me interesa hacer notar es que el pájaro se retrata como un venerable abuelete abierto y simpático, con quien te irías al bingo sin dudarlo. El diseño de la cosa sigue el modelo clásico de los regímenes comunistas. kitsch hasta decir basta. El pobre Kim se removería en su tumba si viera el giro que dio a la imagen Kim Jong Il, sangre de su sangre y autor del libro “Los diez mandamientos para la edificación sistemática del pensamiento único del presidente Kim.”

No sabemos qué le pasaba por la cabeza al bueno de Kim para retratarse como una mezcla de pederasta barato y  malo de película de Jackie Chan. Lo que sí está claro es que este señor ha visto Matrix demasiadas veces. En los dos casos queda patente que si eres diseñador gráfico y buscas trabajo deberías considerar la opción de Corea del Norte. Como curiosidad hacer notar que en su colección privada tiene una figura de Lladró de Don Quijote de la Mancha, un plato de Toledo y un par de jarrones de Salamanca, todo ello regalado por Santiago Carrillo. Un dato idiota que te puede ser útil algún dia, nunca se sabe. Vamos a ver algo un poco más actual:

El amigo Ahmadineyad es conocido por muchas cosas, pero entre ellas no figura la simpatía y el buenrrollismo. Qué imagen se busca el buen hombre? Precisamente. La del tío que conociste en el crucero y que contaba unos chistes cojonudos. Sabía hacer animales con globitos y los niños lo adoraban. Habéis quedado para veros el día que vayas por Cuenca, un chavalote estupendo. Su único vicio son las armas de destrucción masiva, pero dice que lo está dejando. Habrá que empezar a poner en duda eso del retrato psicológico?  En todo caso, cuando te inventas un personaje hay que vigilar un poquito, porque si no, se te va la mano y te pasa como al colega Mortadelo Gadafi:

Aquí lo tenemos de lider de las masas beduinas. Supongo que pensó que si vas a la ONU y no das la nota la cosa se pone aburrida. De todos modos, lo de vestirse de pueblerino tampoco es que le vaya mucho, de modo que en las grandes ocasiones se pone más guerrero:

Impresiona, eh? Lo que más me gusta es el gesto de la boca. Un poco como de portero de discoteca. “Es una fiesta privada, no se puede entrar con bambas”. Y hablando de discoteca, cuando de verdad se pone estupendo el señor este es cuando visita a su colega Berlusconi:

Bienvenidos al gran festival de la silicona. Estos dos juntos en una fiesta tienen que ser la bomba. Como es un tipo modesto se ha hecho reproducciones en miniatura de las condecoraciones para poder lucirlas todas sin parecer un hombre anuncio. La jamonaca con cara de pocos amigos no es sino otro complemento más del atuendo del líder del mundo árabe, muy del agrado del cachondo de don Silvio. con este acabaremos:

Podemos considerar esto un retrato psicológico? Parece Berlusconi con una máscara de Berlusconi. Tiene don Silvio la jeta recauchutada y expresión de gigoló de tercera. Creo que es el primer caso en la historia de Photoshop aplicado en el Mundo Real. A mí me sugiere un dinosaurio de látex, pero eso debe ser porque lo que sé del personaje me condiciona. Lo que expresa Gadafi con sus disfraces lo sugiere Silvio con sus disimulos. Se le nota todo.