Follow focus casero para la Canon 7D

enero 30, 2011

Seguimos con los rodajes. Esto es como rascarse, que cuando empiezas no paras. La gran novedad que quiero presentarles es este follow focus fabricado en gran parte con materiales de derribo: una tapa de objetivo, la rueda de un patín, una goma de una tienda de campaña, una llave allen de IKEA y un par de ángulos de acero.

Coste final: menos de 10 Euros. Una gran noticia para todos aquellos que no quieran gastarse 545 $ en uno de los de verdad. Eso sí, es menos elegante. Quisiera poder decir que lo he hecho yo, pero el invento es del gran David Torrents, que es el que sale aquí abajo con cara de preocupado. A su debido tiempo espero poder colgar aquí el fruto de nuestros desvelos.


No es una inocentada

diciembre 28, 2010

Hay quien hace fotos, hay quien toma fotos, y hay mucha gente que las tira. A estos últimos va dirigido el invento de marras. La cámara conceptual Nadia se postula muy seriamente en la reñidísima competición por alcanzar el cero absoluto en la escala de la estupidez fotográfica.  Según parece, la cosa esta le pone nota a tus fotos antes de que las hagas tires, con lo que le ahorras al mundo un montón de basura. Bien pensado, a lo mejor no es tan mala idea. Lo que no me queda claro es qué criterio sigue el engendro para puntuar tus obras. Claro que con el eslógan ya queda claro de qué va la cosa: “La cámara que piensa, para que tú no tengas que hacerlo”

Brillante. Nos espera un futuro brillante.


Diferencia entre chacales alimañas y sabandijas

diciembre 2, 2010

Andaba yo trasteando con unas fotos de buitres que hice hace tiempo en Navarra, y me ha dado por pensar en el mal uso que hacemos del idioma en lo que a ciertos nombres de animales se refiere. Vayamos por partes el diccionario define así una alimaña:

* f. Animal perjudicial a la caza menor; p. ej., la zorra, el gato montés, el milano, etc.

* f. Persona mala, despreciable, de bajos sentimientos.

Vamos ahora por sabandija:

* f. Reptil pequeño o insecto, especialmente de los perjudiciales y molestos; p. ej., la salamanquesa, el escarabajo, etc.

* f. Persona despreciable.

Interesante constatar que, en los dos casos, se trata de miembros honorables de la cadena alimenticia, que cumplen con su labor de manera honesta, pero que nos resultan molestos. A nosotros. La segunda acepción de la palabra sería pues, injusta para con los escarabajos o los zorros. En ninguna parte dice que una salamanquesa sea despreciable. Por lo que respecta a los fotógrafos, ya comenté hace tiempo que se dividen básicamente entre carroñeros y depredadores. Alguien puede encontrar ofensiva la denominación, pero es bastante exacta.

En otro orden de cosas tenemos una larga lista de denominaciones con doble significado: chacal, gusano, reptil,  hiena, cerdo, buitre, parásito, etc, que podríamos incluir en la categoría de denominación-insulto. En cualquier caso, los pobres bichos no se merecen que utilicemos su nombre para designar a según qué individuos. Entra alimañas y sabandijas estaban vagando mis pensamientos, cuando oigo por la radio que por fín dejará de ser obligatorio pagar el Impuesto Revolucionario a la Cámara de Comercio. Ya sé que una cosa no tiene nada que ver con la otra, pero ha dado la casualidad de que esta noticia ha venido a interrumpir una interesante reflexión que vete a saber a dónde me hubiera conducido. En todo caso, enhorabuena a todas las víctimas por la parte que nos toca. De vez en cuando una buena noticia tampoco hace daño


Alguien sabe japonés?

noviembre 10, 2010

Volviendo a temas puramente fotográficos, me he encontrado esta virguería buscando por internet:

Una Ricoh digital usada como respaldo de una Hasselblad SWC! Rayos y centellas! Pardiez! Yo quiero uno!  Y tiene toda la pinta de ser 100% casero. Lo malo es que la página está toda en japonés. A lo mejor es coreano, o bantú, o serbobosnio, perdonen mi ignorancia. Me he quemado las pestañas y parte del cerebro intentando encontrar algún botón de traducir, sin éxito. Es un prototipo? Es una broma? Se vende eso?

En las estadísticas no sale que nadie en Japón siga este blog, pero las estadísticas engañan, ya se sabe. De modo que si alguien tiene una sugerencia, sea bienvenido.

Arigatô gozaimasu


Fotos de mi vecina la mosquita muerta

septiembre 22, 2010

Aquí va la entrada-trampa que me sugerían en un post anterior. He aprovechado que la mosca continúa en el cristal para repetir foto, esta vez con el móvil en modo macro. Eso sí, sólo tiene dos posibilidades: con flash y sin flash

Ahora, a esperar a ver si la cosa funciona tal como se espera y pican unos cuantos incautos.


El cuento del estado latente

abril 25, 2010

Hay muchos mitos respecto a la foto analógica, y algunos dan más rabia que otros. No voy a discutir ahora todo eso del “estado latente”. Entiendo que se puede hablar durante horas de la magia implícita en un negativo “embarazado” de una imagen posible pero aún no real, que existe sin existir, etcétera, pero hay que reconocer que a efectos profesionales la gracia no acaba de verse del todo.

Por poner un ejemplo, hace años tuve que hacer un reportaje aéreo  en el país vasco. Tiraba con una hasselblad que pedía a gritos el retiro, y el anillo de diafragmas de la vieja lente de 50 mm a veces se encallaba. No muy a menudo, pero pasaba y  no lo notabas hasta que te llegaba el rollo revelado. En el momento de firmar el albarán del helicóptero (3 horas a razón de 250.000 pesetas de las de entonces: 750.000 pts) te acuerdas del puto anillo de diafragmas, vete a saber porqué, y ya te entra un desasosiego que no te abandona hasta que tienes los rollos revelados en la mano. Podría citar miles de ejemplos más, pero la idea básica está clara: con las cosas de comer no se juega, y si el digital se ha llevado por delante la magia, pues me alegro y que le den a la magia.

Esta era mi opinión sobre el estado latente cuando fui a cenar a casa de un amigo. En una repisa tenía una vieja Brownie Autographic que había sido de su abuelo, convencido de poseer una joya de valor incalculable

Trasteando la cámara le hice notar a mi amigo que estaba cargada, y al parecer, se había disparado la mayor parte del carrete. Qué ilusión, qué ilusión, vamos a encontrar unas fotos inéditas, que vienen directamente del pasado, que nos han esperado latentes durante 50 años, qué mágica es la fotografía, etcétera.

Tuvo su gracia volver a meterse en el laboratorio, volver a experimentar esa sensación de misterio, esa inquietud por el resultado, esa decepción cuando apareció un carrete totalmente en blanco. Cuando hablan del estado latente se olvidan de decir que puede ser tremendamente decepcionante.

Es lo que tiene la magia, que va a su aire.


Misterios al descubierto

marzo 25, 2010

El otro día hablaba con un conocido que me salió con lo de siempre: “He visto una oferta en el MediaMarkt, una réflex Nikon de nosécuantos megapíxeles por trescientos y pico euros. He estado tentado de comprarla, pero luego he pensado, para qué la quiero, si no sé usarla y nunca hago fotos?”

Sólo puedo decir una cosa: Bravo. Hace falta más gente así en el mundo. Tanta cámara que caduca al mes, como los yogures, tanto cuento con el megapíxel que nadie sabe lo que es,  y tanto mamoneo 2.0 nos llevan directos al desastre.  Es urgente una ley que prohiba comprar cámaras de más de 3 Mp sin tener el correspondiente permiso en regla. De toda la vida que la plebe ha hecho fotos con una instamátic de plástico de 3000 pesetas de las de antes. Y encima apurando el carrete de 12 fotos, que le quedan 4 y las gastaremos en Navidad. Y tan contentos. Ahora todo el mundo necesita un equipo del copón para acabar haciendo el mismo truño de fotos que hacían antes. Eso sí, en cantidades industriales, que si una cosa abunda es precisamente esa: la mierda. Alguien debería empezar a investigar qué especie de delirio colectivo ha llevado a la humanidad a fotografiar como locos en los últimos  años.  Se han elaborado cientos de teorías sobre conspiraciones absurdas y nadie parece darse cuenta de que esto no es normal?  Yo tengo mi teoría: los extraterrestres ya nos han invadido, y nos están usando para deshacerse de su stock de cámaras digitales obsoletas mediante un gigantesco programa de control mental.

La reacción contra esta tendencia tenía que llegar y no se limita a la fotografía. Por citar un ejemplo, la ciudad de Detroit ha iniciado un plan para reducir su tamaño un 25%. Estamos tan acostumbrados a que nos digan que la única opción es el crecimiento a toda costa que la noticia suena totalmente marciana. Sin embargo, hoy he leído que ya existe un movimiento que propugna precisamente eso, el decrecimiento. Nos va a pillar tarde, como siempre, y encima con el pie cambiado, también como siempre. No olvidemos que aquí se ha recetado más ladrillo para combatir la crisis. Sin embargo empiezan a notarse alteraciones en La Fuerza