Los sinsabores del verdadero policía

enero 10, 2011

Después de una semana en los Alpes sin internet, sin pantallas de ninguna clase, sin más cámara que la del móvil, esquiando como única alternativa al aburrimiento, llego a casa y me encuentro que ya se ha publicado la novela póstuma de Bolaño. La noticia para mí es que en la portada figura una foto de “El Viaje Imposible”, que por cierto,  se expone a partir de mañana en Burdeos.  Pues venga, a empezar otro año, a ver qué tal.

Anuncios

Instrucciones para montar un mueble de Ikea

diciembre 21, 2010

Ya he comentado alguna vez mi desconcierto a la hora de enfrentarme a una exposición de fotografía “Artística”. así con mayúsculas. Seguramente el problema radica en que nunca me leo los panfletos hasta que es demasiado tarde. En este sentido, visitar una exposición es como montar un mueble de IKEA, no puedes pretender entenderlas si no te lees primero el papelito. Yo nunca leo las instrucciones, al menos de entrada, y así me va. Ayer me ocurrió exactamente esto en la exposición de Bruno Serralongue, en la Virreina.

Bruno Serralongue

De entrada las fotografías me recordaron las fotos que hace mi cuñado cuando va de vacaciones,. No obstante, las ampliaciones eran grandes, y estaban muy bien enmarcadas, quiero decir que la puesta en escena sugería que había algo que se me estaba escapando. Soy consciente de mis limitaciones en cuestiones de arte, de modo que me dí por vencido y me leí las instrucciones. Mi ansia de aprender no conoce límites.

El conocimiento es poder. Ahora, el sentido de la muestra se me reveló de manera diáfana. Resultó que el señor este leía una noticia en el diario, acudía como un mirón más al lugar de los hechos  y hacía una foto. La noticia había pasado ya, y por tanto, lo único que fotografiaba esta buena persona era una calle, un edificio, un solar donde había pasado algo. Todo muy frío, muy objetivo y muy cool. El resultado son imágenes que tienen un interés muy limitado, tendente a cero. Imposible saber que esa es justamente la idea si no te lees las instrucciones, de modo que me sentí aliviado al ver que si no le veía el encanto a la cosa no era debido a mi falta de sensibilidad. Si lo entendí bien, hacer la foto de un suceso interesante, es considerado foto de prensa, pero hacerla un día después, cuando ya no pasa nada y no hay nada que ver, sería ya cosa artística. Eso por hacer un resumen más o menos comprensible para los que seais un poco lerdos. Según el director de la Virreina,  las fotos «son un instrumento más de participación en la sociedad global”. Suena bien, y no significa nada, lo que demuestra que este señor no tiene el cargo que tiene porque sí.  También  se nos explica que el artista se pagaba él mismo los viajes a los sitios. Curioso dato que no sé si aporta algo o no, pero a estas alturas mi desconcierto ya es máximo y no estoy para sutilezas.

Ahora en serio, yo no entiendo de estas cosas, pero seguro que se trata de una exposición muy interesante.


La mirada del artista

noviembre 27, 2010

Aprovechando que mis múltiples negocios me han llevado a Tarragona, he decidido cogerme un par de horas libres y visitar algunas exposiciones del festival SCAN. De vez en cuando también conviene cultivar el espíritu, no todo va a ser amasar dinero. Para hacerlo más fácil, la exposición de Ricky Dávila está en el puerto, justo donde estoy trabajando, de modo que dejamos de lado las finanzas y nos sumergimos de lleno en la Cultura.

Cuando uno entra en una exposición hay que mirar las obras expuestas con una atención especial. Son obras de arte y, por tanto, hay que tener los sentidos alerta para captar lo que el artista nos quiere comunicar. Que no es como cuando tu cuñado te pasa las fotos de su viaje a Canarias, que eso no es arte. La primera pista es que tu cuñado hace fotos de cosas bonitas, y un artista, por lo general, de sitios feos (así por simplificar) Eso sí, detrás de cada foto hay una intención. Si vemos un paisaje movido porque la foto está tirada desde el coche no vale decir aquello de “yo también hice muchas de esas este verano”. Pues no, listo, no va así la cosa. Tú no estás aquí para eso. Tu función es intentar captar lo que te están explicando. Entender, si eres capaz, la mirada del artista. Este es el concepto principal, y donde empezamos a navegar. Esta mirada, hay que tenerla entrenada para ver cosas donde los demás no las ven? Porqué una foto es arte y otra no? Empecemos por esta foto de un almacén frigorífico lleno de Kiwis.

Yo hice una foto muy similar hace un tiempo, aunque mi punto de vista fuera mucho más prosaico. El sitio está bajo cero,  y yo estaba trabajando con prisas como siempre, de modo que tengo excusa si digo que no le vi la cosa artística por ningún lado. Aparte el hecho de que el cliente, que es el que manda, no está para sutilezas.

Resulta evidente la diferencia. Una foto es arte y la otra simple comercio. Como guía orientativa nos puede servir el blanco y negro, que ya de entrada es una garantía, pero no es tan fácil la cosa. Caso aparte son los retratos, magníficos ellos.

Un personaje que mira a la cámara sin más artificio. Cualquiera de estas fotos podría ser una foto de carnet, o una de esas que la gente pone en el perfil de facebook,  y en cambio están enmarcadas en la pared. Es evidente que hay algo más. Se trata de retratos profundos, de esos en que se ve el alma del retratado. Una  pista para saber que estamos ante un retrato profundo es que  son en blanco y negro, la gente es poco agraciada y están serios. Lo interesante  del caso es que yo suelo hacer justo lo contrario cuando me dejan suelto. A mí me va la cosa falsa, frívola y superficial, pero claro, yo ni soy ni me considero un artista. Yo sólo soy un fotógrafo.

Pese a todo, la exposición me pareció magnífica. Todo el mundo conoce el trabajo de Ricky Dávila y gente más preparada que yo ha hecho la glosa, de modo que no es ese el objetivo de hoy. Lo que a mí me trae de cabeza es lo de distinguir el arte de lo que a nivel legal denominan “mera fotografía”. O sea, una mierdafoto que si alguien te la fusila no puedes quejarte porque no es arte. Ya veis que la cosa es seria.

Con estos precedentes, no es de extrañar que  la exposición me generase inquietudes extrañas. Lo que me preocupó un poco fue que las fotos que más me impresionaron fueron justamente las que salen en los catálogos y los carteles.

Me gustaron porque ya las había visto antes, y eso me ha condicionado? Eso sería como decir que no tengo criterio propio.  O por el contrario, me gustaron porque son las mejores, y por eso están en los carteles, y por tanto sí que tengo criterio? Muchas dudas y pocas respuestas.

Ya ven si da de sí ir a ver una exposición.


Antifotoperiodismo

octubre 11, 2010

El Arte -con mayúsculas- es territorio vedado para los que somos zoquetes sin estudios. Se ha vuelto tan complicado, que los que no estamos iniciados en sus complejidades nos sentimos como los palurdos ignorantes que somos cuando nos enfrentamos a según qué cosas. Bien es verdad que los artistas no han hecho nada por paliar esta incomprensión, pero acaso es su culpa el aborregamiento de la plebe, más pendiente de Belén Esteban que de la Bauhaus? Es evidente que no.

Iba yo totalmente desprevenido ayer, cuando acudí al Palau de la Virreina a ver la muestra Antifotoperiodismo. Había leído algo de que iba sobre la crisis del periodismo, y propuestas nuevas, y tal. Poco podía esperarme esto:

Explicación simplificada de la cosa: Adam Broomberg y Oliver Chanarin opinan que la foto de prensa ya no tiene sentido, y menos con la censura a que se ve sometida. Por lo tanto, se van “empotrados” a Afganistán y cada vez que ven una foto interesante, sacan  un trozo de película de la cámara y la velan. Como verán, totalmente lógico y coherente. Un poco rebuscado, eso sí, porque si no lees la explicación te quedas a dos velas, pero qué subidón cuando lo entiendes! Vayamos por la segunda cosa:

Lo mismo pero en vídeo. El autor es Hito Steyerl, que nos habla del fin del video con tres pantallas en rojo. Una persona menos sensible, a la vista de que el video está muerto,  hubiera optado por dedicarse a otra cosa, a la taxidermia, o los arreglos florales,  pero entonces nos habríamos perdido esta profunda reflexión. También había cosas más interesantes, pero en ese momento me pescaron… haciendo fotos! y amablemente fui informado de que en esa exposición sobre el futuro del fotoperiodismo no se podían hacer fotos.

He leído por ahí críticas muy buenas de la expo y más documentadas que la mía. Ya he avisado antes de que sólo soy un patán insensible con poca o ninguna predisposición a la paja mental. Lo cierto es que lo intenté, miré bien las (fotos?), leí los textos, y no sin esfuerzo entendí lo que me estaban explicando. Satisfecho, y un poco más sabio que al entrar, me calé mi boina, agarré el bastón y pafuera. En las Ramblas, la gente seguía con sus cosas, ignorantes de la gran revelación que tenían a pocos pasos.


Inauguración en Blanes

agosto 15, 2010

El viernes se inauguró  la exposición El Viaje Imposible en la Casa Saladrigas de Blanes, un espacio realmente espléndido. Fue un poco complicado cuadrar la fecha porque yo estaba recién llegado y de Blanes salí directamente hacia Nápoles. Agosto tiene esas cosas.

En la foto, Paco Membrives dirigiéndose al respetable junto al alcalde y un servidor. Hasta el 29 de agosto, y luego, a dar vueltas por ahí.

Crédito de la foto: Domingo Fernández

Entrevista en Radio3

julio 6, 2010

Hace unos días me hicieron una entrevista bastante curiosa en el programa La libélula, de Radio 3,  para hablar del libro “El viaje Imposible”. Quien tenga curiosidad por la cosa puede oirlo enterito aqui.

El viaje imposible (Óscar Sipán y Siqui Sánchez) (LaLiBéLuLa)
http://www.rtve.es/swf/v2/RTVEPlayer.swf?assetID=814352_es_audios&location=embed


En la tele de Lyon

mayo 24, 2010

[flv:http://fotosiqui.com/blog/wp-content/uploads/inaug_lyon.flv 460 310]

Estoy convencido que maltratar así el dioma debe ser delito, pero qué se le va a hacer.