No es una inocentada

diciembre 28, 2010

Hay quien hace fotos, hay quien toma fotos, y hay mucha gente que las tira. A estos últimos va dirigido el invento de marras. La cámara conceptual Nadia se postula muy seriamente en la reñidísima competición por alcanzar el cero absoluto en la escala de la estupidez fotográfica.  Según parece, la cosa esta le pone nota a tus fotos antes de que las hagas tires, con lo que le ahorras al mundo un montón de basura. Bien pensado, a lo mejor no es tan mala idea. Lo que no me queda claro es qué criterio sigue el engendro para puntuar tus obras. Claro que con el eslógan ya queda claro de qué va la cosa: “La cámara que piensa, para que tú no tengas que hacerlo”

Brillante. Nos espera un futuro brillante.

Anuncios

Qué hacer si te toca la lotería

diciembre 14, 2010

Se acerca el día de la lotería, y te convendría estar preparado, más que nada por si te toca. Nada hay más triste que ver en la tele a una horda de lugareños beodos, bebiendo champán a morro alrededor de un patán iletrado, al que la fortuna ha sonreído por primera -y seguramente última- vez en su miserable vida. El reportero, un becario mediocre que piensa que su talento está desaprovechado, no ha dormido en toda la noche preparando una pregunta original: “Qué piensa hacer con todo ese dinero?” El mamífero, ahora millonario, suelta una respuesta ingeniosa: “Tapar agujeros”.

Triste, realmente triste. Es por eso que conviene prepararse, para no dar esa lamentable imagen cuando llegue el momento. Yo, por si acaso, he preparado unas cuantas propuestas:

Una cámara panorámica digital en condiciones. Nada de cortar y pegar, ni chapuzas ni stitching ni leches. Son treinta o cuarenta mil euros según la configuración, pero la felicidad no tiene precio.

Todo un kit Zacuto, , para poner la 5DMKII bien molona. Si haces video con la 5D ya sabrás que necesitas todos estos artilugios.

Pero si te ha tocado el gordo es obligatorio inclinarse por  esta otra configuración. La mitad de cosas no sé para qué sirven, pero aquí no estamos para sutilezas

Y por último, por no abrumar, la furgoneta de Chase Jarvis. El vídeo está en inglés, pero si eres uno de esos parias inadaptados que piensas que un día de estos te vas a poner con lo del inglés, no te preocupes, se entiende la idea perfectamente.
[flv:https://fotosiqui.files.wordpress.com/2010/12/captura-de-pantalla-2010-12-14-a-las-12-22-261.pngwp-content/uploads/fragoneta.flv 600 404]


Alguien sabe japonés?

noviembre 10, 2010

Volviendo a temas puramente fotográficos, me he encontrado esta virguería buscando por internet:

Una Ricoh digital usada como respaldo de una Hasselblad SWC! Rayos y centellas! Pardiez! Yo quiero uno!  Y tiene toda la pinta de ser 100% casero. Lo malo es que la página está toda en japonés. A lo mejor es coreano, o bantú, o serbobosnio, perdonen mi ignorancia. Me he quemado las pestañas y parte del cerebro intentando encontrar algún botón de traducir, sin éxito. Es un prototipo? Es una broma? Se vende eso?

En las estadísticas no sale que nadie en Japón siga este blog, pero las estadísticas engañan, ya se sabe. De modo que si alguien tiene una sugerencia, sea bienvenido.

Arigatô gozaimasu


La maleta fotográfica y las Leyes de Newton

noviembre 6, 2010

Cuando te haces fotógrafo firmas un contrato de por vida con la maleta. Vas a pasar con ella muchas horas, o sea que más vale que os lleveis bien Cuando Dios hizo el mundo, se aseguró de que todo el mundo quedase puteado a conciencia. Eso fue en el 4004 antes de Cristo, un 22 de octubre por la tarde, de modo que aún no había fotógrafos y pudimos pasar desapercibidos. 6000 años después, un pelota de su oficina le avisó de que había unos tipos que se la pasaban en grande con el cuento de las fotos, ganando dinero a espuertas y fornicando a destajo. Entonces Dios inventó la maleta para recordarnos que somos polvo y al polvo hemos de volver.  Yo compré una Rowi a finales de los 80 hace mucho tiempo, que fue la mejor maleta jamás inventada por el hombre. Grande, cómoda, a prueba de bomba. La paseé durante casi 20 años por todos los sitios imaginables, le pasó de todo, incluso una vez se meó un perro dentro, en fín recuerdos entrañables todos.

Para la foto de paisaje tenía una LowePro primitiva, pero resultona. Podía llevar la CamboWide y la Hasselblad con todos los avíos. Eso fue antes de que un amigo formulara su tesis: “si hay que alejarse del coche, la foto no vale la pena”.

Pero llega un día en que toda relación tiene que acabar. Los clientes empezaban a mirar con cierto asco aquella cosa informe de color indefinido y olor indefinible. Las cremalleras rotas, los cantos mordidos, la correa a pedazos… todo indicaba que le había llegado el retiro. Por otro lado, llevar 14 Kg de peso con un solo hombro me estaba dejando como una alcayata. Pensé en ponerme una PowerBalance, pero el color no hacía juego, de modo que cedí la maleta a la ciencia, a un laboratorio de microbiología para que los becarios hicieran prácticas, y me decidí a buscar algo más moderno, más ergonómico, que dicen ahora. La elegida fue una Lowe Pro más moderna:

En cuanto la llené y me la eché a la espalda quedó claro que la cosa no iba a funcionar. Para reportaje quedaba claro que no servía, a menos que tuvieras brazos en la espalda, y una vez llena tenía la consistencia y densidad de una estrella de neutrones.

El hueco que dejaba la Rowi iba a necesitar de dos maletas para llenarse. Me decidí por una LowePro sling Shot 350

Lo primero que hice fue cortarle varias docenas de tiras y enganches que tenía por todos lados. Teóricamente pesa menos y se puede llevar el equipo básico bastante bien

A pesar de tanta ergonomía y tanto rollo, no me acabo de sentir cómodo. Se me clavan las tiras, se me corta el riego sanguíneo en las extremidades y el cerebro y se me obstruye la válvula pilórica. Una razón podría ser la Ley de la Gravitación Universal de Newton, que establece que la fuerza que ejerce una partícula puntual con masa m1 sobre otra con masa m2 es directamente proporcional al producto de las masas, e inversamente proporcional al cuadrado de la distancia que las separa. Expresado en cristiano: que en cuanto la llenas pesa como un muerto. Otra razón podría ser que a estas alturas ya me toca francamente las narices lo de la maletita, por muy ergonómica y muy Goretex que sea. Tras muchos años de estudio, mi conclusión es clara: La maleta que menos pesa es la que lleva otro. A partir de cierta edad,no es digno ni saludable eso de ir cargado como un mulo; por consiguiente, he decidido declararme “fotógrafo ni-ni” O sea, que ni puedo ni quiero llevar más la jodida maleta. A ver si en la Generalitat se dan por aludidos me envían a un inútil de esos para cargar con el equipo. Ya que lo voy a pagar, al menos que sirvan para algo.

Si cuela, cuela. Cosas más raras se han visto.


Cosas que hacer durante la huelga

septiembre 29, 2010

Para aquellos que trabajamos a salto de mata y hemos hecho de perder el tiempo un estilo de vida, resulta difícil saber si estamos o no de huelga. En cualquier caso,nada mejor en este día soleado que un proyecto de bricolaje inofensivo: un macro de todo a cien para la digital. Este tipo de investigaciones acaban resultando útiles cuando menos te lo esperas, de modo que dejo al criterio de cada cuál decidir si esto es trabajar, o no.

Ya comenté hace poco lo fácil que es convertir cualquier objetivo en un macro. También, hace tiempo, comentamos cómo montar un macro para el móvil bastante resultón con piezas de derribo de un lector de cds. Como lo que más nos complace es complicarnos la vida, vamos a probar ahora con la lente de una mierdacámara de las de usar y tirar.

Lo primero es destripar la cámara hasta dejar libre la lente, que lleva una pequeña montura la mar de útil.

La montamos en la cámara de cualquier manera, cuanto más cutre mejor, y tan cerca del sensor como sea posible, pero sin que llegue a tocar el espejo.

Una vez montado el engendro, podemos empezar. El diafragma es fijo, y el enfoque hay que hacerlo moviendo la cámara adelante y atrás, pero los resultados son bastante aceptables

Lo bueno del caso es que apenas uso el macro, de modo que no deja de sorprenderme esta obstinación en construir macros absurdos. Los recovecos de la mente humana son insondables…


Equipo básico: Un trípode muy alto, muy alto

junio 5, 2010

Todo el mundo ha visto alguna vez el lamentable espectáculo de un edificio en obras. Sacos de cemento despanzurrados, basura diversa, casetas de chapa,  y furgonetas piojosas. Nada que objetar si no fuera porque alguien te ha pedido que fotografies precisamente ese edificio. Y no vale hacerse el gracioso y fotografiarlo tal cual, para eso ya se apaña el cliente sólo. Otras veces será una valla, un grupo de árboles… si algo sobra en este mundo son cosas que molesten. En estos casos conviene poder elevar nuestra cámara por encima del mundanal ruido.

La foto corresponde a las obras de un nuevo Hospital y encaja de lleno en la descripción anterior. Para stos casos llevo siempre en el coche una pértiga MRotator

El invento pesa poco, cabe en el maletero y te permite elevar la cámara hasta 6 ó 7 metros, ahora no me acuerdo. A mí me ha salvado la vida unas cuantas veces. Eso sí, que no haga viento porque si no, la cosa se complica

Sólo hay un pequeño problema: tú no puedes subir arriba. Para eso existe un invento genial, el Phottix Hero

Un pequeño transmisor inalámbrico que envía la señal de vídeo de la cámara y actúa a su vez como disparador.

Tiene un alcance de unos 100 metros. Una pantallita te permite ver lo que está pasando, enfocar y disparar. Creo que hace más cosas, pero no estoy muy seguro, leer las instrucciones es de cobardes.


Sincronización de flash externo (aviso: este post contiene obviedades abundantes)

mayo 1, 2010

Muchas veces comento la iluminación de una foto dando por sentado que todo el mundo sabe de qué estamos hablando. En un  post anterior hubo quien comentó que lo del flash no estaba tan claro. Así pues, vamos a repetirlo una vez más por si alguien se ha perdido.

Este es el sistema de funcionamiento básico del flash fuera de la cámara. Flash “normal” de los de pilas de toda la vida. Tantos como quieras o tengas

Una de las ventajas de no usar el TTL es que puedes reciclar flashes de vidas anteriores. En mi caso tres unidades Nikon.  La sincronización se hace con un Pocket Wizard, y la rótula permite fijar el paraguas.

Empecé usando cables y células esclavas, hasta que compré unos  Cactus V28, . Sin embargo, el sufrimiento que ocasionaba su funcionamiento errático no compensaba, por más baratos que fuesen. En aquel momento no había opción intermedia, o los muy baratos, o los muuuuuy caros, de modo que me tocó aflojar 600 eurillos. Eso sí,  son totalmente infalibles, puedes disparar los flashes o la cámara a distancias enormes (hasta 200 metros) aunque haya obstáculos en medio. Esa es la principal razón de usar radio en lugar de infrarrojos, no falla nunca.

De vez en cuando uso los Elinchrom Ranger Quadra. En ese caso no uso los PW, sino el Skyport de Elinchrom, que es una monada

Para los que aún no tienen ningún sistema, buenas noticias. Ahora hay opciones intermedias casi tan fiables como los PW, casi tan elegantes como el Elinchrom, y casi tan baratas como los Cactus. sólo hay que buscar un poco.

Una vez montado el tingladillo se le puede añadir al flash cualquier cosa que se te ocurra. Para eso está el velcro.

En resumen, el sistema entero cabe en una bolsa y te garantiza innumerables momentos de sana diversión y alguna buena foto. Yo lo uso para todo, incluso cuando no convendría. Ya iremos viendo alguna foto próximamante.