El fotógrafo como subespecie de oso panda

Cuando uno se ve en la tesitura de hablar del hundimiento del mercado, la crisis,  y un sinfín de temas desagradables a un grupo de fotógrafos, no tiene más remedio que echar mano de las metáforas. Son tan frágiles… ! Tan cándidos e inocentes ellos, perdidos en medio del tsunami que nos ha caído encima con la revolución digital y toda la pesca.  Yo no sé ustedes, pero a mi se me parte el corazón y por eso nació la parábola del fotógrafo oso panda.

china0484

Los osos panda habían vivido durante 150 años como reyes en su bosquecillo de bambú. La comida abundaba, y no había que ser especialmente listo para conseguirla.  En los mejores tiempos, no había ni que moverse, la gente acudía a darles de comer y les reía las gracias.

Los pandas estaban tan seguros de sí mismos, que no pensaron en vallar su bosquecillo o ponerse tontos a la hora de admitir gente, vivían en plan hippy. Todos los animales del bosque veían lo bien que vivían los pandas, con lo que los pandas aficionados, al darse cuenta de que no hacía falta nada especial para comer bambú,  también se apuntaron a la fiesta. Tras ellos vinieron animales de todo pelaje, atraídos por la pitanza fácil y sin esfuerzo. Pronto se hizo evidente que cada vez había más gente, pero el bambú continuaba creciendo como siempre, con lo que nuestros amigos siguieron comiendo y engordando como si nada. Pero con el fin de la Era Analógica, y los inicios de la Era Digital, se estaba produciendo un Cambio Climático que había ocasionado que empezase a escasear el bambú. Para colmo, la caída de un meteorito en Estados Unidos provocó una pequeña glaciación que se unió al Cambio Climático y afectó a todos los demás animales.

Al cabo de poco no fue sólo el bambú el que escaseó. Los demás animalitos del bosque también vieron que su pitanza peligraba, por lo que empezaron a meterse en el jardín de los osos a comer lo que encontraban. Llegó un momento en que aquello fue como las Ramblas en domingo, con gente de todo tipo pululando por allí a la caza de lo que fuera. Los pobres pandas no estaban acostumbrados a defender su territorio, y mucho menos a comer la birria que comían los otros, de manera que veían desesperados como cada vez la cosa iba a peor. Además, comer otras cosas implicaba meterse en el territorio de los demás, y eso les parecía que estaba feo. Hubo algún panda, más cabrón que los otros, que propuso empezar a partir piernas, pero los pandas tenían el corazón puro y rechazaron tan execrables métodos.

En los últimos tiempos se han visto pandas compitiendo por los restos de un cubo de basura con las gaviotas del puerto. Han empezado a acercarse a los humanos y ya no parecen tan entrañables. Los más tiernos fueron los primeros en caer, y los que sobreviven no están para cuentos. Son  los nuevos Pandas Mutantes.

18 respuestas a El fotógrafo como subespecie de oso panda

  1. Jose Rojas dice:

    Siqui, ya había escuchado tu metáfora en las grabaciones de La Garriga (tu intervención me pareció estupenda y muy acertada), pero ahora, escrita y pulida me parece mucho mas genial y cierta.
    Conocía a las Tortugas ninja mutantes, pero no a los Pandas fotógrafos mutantes.

    Bueno, te dejo, que me he apuntado a clase de teatro para poder hacer la función delante del cliente.

    un saludo y enhorabuena por la charla.

  2. Tino dice:

    Siqui, tu teoría del fotógrafo como subespecie de los osos panda está imponiéndose a pasos agigantados por internet. Lo veo como el argumento de una buena novela. Pero, visto como anda la pitanza, mejor corre a escribirla tú; no sea que se te avance un predador y tengas que continuar haciendo fotos. Menos mal que el bambú lo dominas bien.

  3. viuillegeix dice:

    i no t’has plantejat de guanyar-te la vida escrivint? Si ja sé, no és dificil esctriure bé, lo realment dificil es que et paguin per el que escrius…..

    • Tu mateix ho has dit. El problema és que som ferralla obsoleta, i cada dia costa més canviar el xip, sobretot si tenim un Pentium II de l’any de la castanya al cap. Pot passar que no sigui compatible amb segons quin sistema operatiu massa modern
      No sé si m’explico

  4. frikosal dice:

    Tu teoría me gustó desde las primeras frases que pude oir en La Garriga y desde entonces no he podido volver a comer bambú sin sentir un cierto remordimiento: lo admito, soy un panda agrimensor.

    Quería decir una cosa más respecto del vídeo. La foto me parece a mi que está asociada al texto impreso y yo diría que la gente cada vez lee menos excepto SMS o textos brevísimos.

  5. Rafa Pérez dice:

    Prefiero ser panda mutante que panda extinguido, aunque tenga que buscar el bambú en los restaurantes chinos.

  6. Genial, Siqui, però veure’t a la Garriga va ser tot un espectacle del personatge-fotògraf que crec recordar que va comentar en Tino. Aquí passa a l’inrevès que amb els bons llibres, per a mi va ser millor la pel·lícula. Així que t’animo a que et facis actor però que no deixis d’escriure…

  7. aaronsramos dice:

    Muy bueno Siqui, con tu permiso he publicado un link a este artículo desde mi blog. Espero que no te moleste.

    Acabo de conocerte, virtualmente, me ha encantado tu trabajo.

    Espero que se me pegue algo!.

    Un saludo desde Tenerife!.

    Aarón S. Ramos

  8. […] metalúrgicos,  y los fotógrafos no somos diferentes. La gente se baja fotos de archivos baratos, se meten en nuestro terreno por las bravas, o se hacen ellos mismos las fotos con lo primero que pillan. Hasta ahora no hemos […]

  9. Rimini Hotel dice:

    Esta metáforas esta muy interesate, creo que ademas de entretenernos, sirve de reflexiòn y de advertencia, no debemos dañar, el lugar donde viven los osos y evitar que estos desaparescan.

  10. […] sé que muchos pensarán que estamos con lo de siempre, pero la cosa va en serio, no me lo invento. Podéis leer la noticia aqui. Al parecer a alguien se […]

  11. […] vivimos todavía de un victimismo rancio sin atrevernos a afrontar los cambios. Los fotógrafos son animales de costumbres, que no tienen ni idea de lo que es moderno y lo que no, o sea que más les vale dejarse aconsejar […]

  12. […] de la marca pròpia, del personatge del fotògraf. O Siqui Sánchez, amb la seva paràbola de l’ós panda i els fotògrafs generalistes o especialistes. Més o menys és el que s’anomena marca personal […]

  13. […] vivimos todavía de un victimismo rancio sin atrevernos a afrontar los cambios. Los fotógrafos son animales de costumbres, que no tienen ni idea de lo que es moderno y lo que no, o sea que más les vale dejarse aconsejar […]

  14. […] sé que muchos pensarán que estamos con lo de siempre, pero la cosa va en serio, no me lo invento. Podéis leer la noticia aqui. Al parecer a alguien se […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: