Verdaderamente falso

Vaya por delante que no tengo nada especial en contra de la mentira o la falsedad, de lo contrario no podría seguir trabajando como fotógrafo y me arrancaría los ojos, o algo así.  Sin embargo prefiero saber cuándo algo es falso y cuándo no, sin entrar en berenjenales filosóficos ni zarandajas.

Hace unos años estuve en Irak y, ya que estaba allí, me empeñé en visitar las ruinas de la ciudad de Babilonia. El sitio está a unos 150 kilómetros al sur de Bagdad, cerca de Kerbala y llegar allí no fue lo que se dice fácil, pero mereció la pena. Allí pude fotografiar la Puerta de Ishtar.

ishtar

No había absolutamente nadie, pero eso no es problema, todo lo contrario. Las ruinas solitarias transmitían una sensación de “autenticidad” difícilmente superable.

Hace poco visité el Museo Pergamon, en Berlin. Mi ignorancia es oceánica, de modo que no tenía ni idea de lo que iba a encontrar alli. Nada menos que otra Puerta de Ishtar.

berlin_055

berlin_058

Mosqueado por el tema me informo, sólo para constatar lo que imaginaba: que en un museo no van a montar ese cipote para una simple reproducción. La puerta es verdadera, alguien tuvo la pachorra de llevársela y el detalle de dejar una falsificación en su lugar. De modo que estuve haciendo el Indiana Jones por Mesopotamia sólo para fotografiar una puñetera reproducción de mierda. Ahora no sé cómo queda la cosa. Mis fotos son verdaderas? Es auténtica una foto verdadera de una cosa falsa?

Luego dicen que somos nosotros los manipuladores…

5 respuestas a Verdaderamente falso

  1. Francesc dice:

    Querido Siqui, parece que ya está todo mistificado. En el Pergamon Museum está la auténtica puerta de Istar que da paso a la auténtica puerta del mercado de Mileto. En Iraq estabas ante una falsa puerta de Istar en el lugar auténtico. Y el David de Miguel Ángel está en la Academia y en el lugar delante del Palazzo Vecchio donde estaba lo ocupa una reproducción, así que cuando vemos un monumento ya no sabemos si se trata de un original o de una copia. Al menos puedes decir que tienes una auténtica foto de una verdadera falsificación.
    Y, sí, luego dicen que la fotografía manipula…

  2. Estoy pensando en echar mano del Photoshop y meter la puerta auténtica en el paisaje real o al revés, y obtener una foto falsa de una puerta auténtica en un lugar falso, o una foto falsa de una puerta falsa en un lugar auténtico, en plan parte contratante de la segunda parte contratante. Por enredar la cosa mayormente.

  3. Jose Rojas dice:

    ¡Que bendita es la ignorancia!. Todo el tiempo que creíste haber fotografiado la verdadera puerta, estaba todo bien, pero ahora que sabes que era falsa, un sentimiento maligno te carcome.
    Si al final va a ser verdad que nuestros políticos no nos dicen la verdad para que vivamos mas felices.

    un saludo.

  4. Eugenio dice:

    Jajajaa, esto me recuerda cuando fui a ver las cavernas de Altamira… yo iba feliz en un completo despiste y cuando entro plafff, me encuentro que todo es una reproducción y las verdaderas estaban cerradas al público.

    Lo ideal: una falsa foto de una puerta falsa en lugar falso… para que al menos sea simétricamente opuesta a la que es ya imposible: una verdadera foto de la verdadera puerta en su verdadero lugar.

  5. […] mi parte no tengo ningún problema con la mentira, de modo que no me supone ningún trauma mi trabajo habitual. Un fotógrafo comercial […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: