Renovarse y morir

diciembre 18, 2010

Cada vez es más cansina la corriente literaria que podríamos denominar “lamento de fotógrafo”, basada principalmente en la idea de que todo tiempo pasado fue mejor y en la nostalgia del paraíso perdido. Comprensible, normal, pero poco productivo.  El sector más apocalíptico dice que la foto normal de toda la vida está en fase terminal. Puede que sí, o puede que no, pero lo que es seguro es que se ha acabado el monopolio de la imagen fija, y que ésta comparte cada vez más espacio con novedades de lo más variopinto. Si te apetece, bien, si no, te mueres. Cada día se inventan más cosas raras, y tu trabajo consiste en estar al tanto de las que te pueden ser de utilidad para

  • a. Competir con los demás chacales colegas
  • b. No hacer el primo llegado el caso.

Sé lo que estáis pensando: que eso significa que no vamos a parar de estudiar en la vida. Efectivamente, pero para eso estamos. Este ritmo hace que las cosas parezcan viejas en dos días. Un ejemplo muy humilde es la panorámica circular VTR, que fue una novedad hace unos años, pero que hoy día es una cosa común y corriente. La primera vez que me lo pidieron fue para una web de una cadena hotelera, de modo que puse cara de saber de qué hablaba, un poco de búsqueda en internet, y a correr. A mí  me sigue gustando, porque es fácil y resultona. Ahí os dejo una  del puerto de Tarragona. Marea un poco al principiio, pero para mostrar un espacio sigue siendo realmente útil.
{qtvr circular.mov 600 400}


Iluminar un interior oscuro, bajo, estrecho, con reflejos, y que se mueve

diciembre 1, 2010

Si os preguntan qué encargo os gustaría todos contestareis más o menos esto. En eso somos todos muy previsibles. La vida real es mucho más dura. Mi último encargo, sin ir más lejos, ha sido el interior de un velero. Que dónde está el problema? Pues en que el interior de un velero no acostumbra a ser muy amplio, el techo es bajo y las ventanas ya veis lo que dan de sí. Añádele en este caso que el suelo, las paredes, el techo y la tapicería son gris oscuro, y que todo el conjunto se va moviendo al arrullo de las olas. Con todo eso, lo verdaderamente malo llega con la cocina.

A todo lo que ya hemos dicho hay que añadir acero y cromados que provocan reflejos salvajes por todas partes. Ni siquiera hay espacio para esconder un flash. La única solución es meter una persona humana iluminando por fases con un flash tipo cobra e iluminar la foto por fascículos.

Al final del proceso hay que ir pegando las partes correspondientes de cada capa  con Photoshop y la cosa queda más o menos digna. Eso sí, hasta 20 capas para cada foto.

Para acabar de rizar el rizo, hay que añadir el hecho de que algunos espacios requieren un montaje de tres fotos a partir del 24 mm. Tilt-shift, con lo que todo se multiplica por tres.

Lo del lavabo ya es pura ciencia ficción. Sin comentarios

Todavía me despierto por las noches bañado en sudor frío. La parte positiva del asunto es que mientras haya interiores oscuros, estrechos, negros, etc, los fotógrafos tenemos trabajo asegurado. Otra cosa es que sea una putada, pero nadie dijo que esto fuera a ser fácil.


Calendario de Megayates 2010

diciembre 18, 2009

Cada año por estas fechas llega el anuncio del Almendro, los niños de San Ildefonso y el calendario de Megayates. No es el calendario Pirelli pero también tiene su encanto. Aquí os dejo algunas de las fotos:

Todo a base de 24 mm Tift-Shift. Ya adelanté los detalles y  alguna otra foto en este otro psot.


Objetivo Canon 24 mm. tilt-shift

junio 18, 2009

De entre todas mis ópticas esta es mi favorita

Imagen 4

Una auténtica virguería. Quien quiera saber más detalles técnicos puede ver el impresionante análisis del maestro Guillermo Luijk. Su principal utilidad está en la foto de arquitectura, pero  yo la utilizo regularmente para fotografiar barcos con resultados inmejorables. El porqué está claro. Un barco es una cosa grande y larga, en algunos casos muuuuuy larga. Para meterlo entero en una foto había usado programas como PtGui o el Photo Merge de Photoshop. El resultado no está mal, pero lo que es seguro es que en vistass horizontales se va a notar la distorsión

081021_pan04b

Existen miles de programas para corregir la distorsión, como el Debarrelizer, o el Lens Doctor de Andrómeda, e incluso el Filtro Corrección de lente en Photoshop, pero ya empieza a daarme un poco de reparo hacerle tantas marranadas a una foto. Eso y mi pulsión consumista por toda la cacharrería high-tech me convencieron de comprar el objetivo en cuestión.

No lo había comentado antes?  Es caro de narices. Pero, acaso tiene precio la felicidad? Acaso Miguel Angel regateó y compró pinceles en el todo a cien cuando le encargaron la Capilla Sixtina?  Claro que no.

Imagen 5

Con el tift-shift puedes disparar tres fotos descentrando la óptica y sin mover la cámara, de modo que los 24 mm. se convierten en más (no sé cuántos ni me importa) ya sea en vertical o en horizontal, y sin distorsión. Fusionarlas luego es fácil y rápido.

090525_-41

En este caso se trata de imágenes verticales. El efecto es el mismo que si usamos una cámara de gran formato.

090525_-56

Como ventaja adicional, te sale un fichero de chorrocientos megas.

Otro día pondré ejemplos en horizontal, para ir dosificando la cosa.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.